Habiendo transitado una tercera parte del mes, vemos que el consumo continúa en lenta recuperación. En este mes, en que San Miguel festeja sus fiestas patronales, la recuperación de la actividad económica -debido principalmente a la flexibilización de las medidas restrictivas, el cambio de temporada y una necesidad de consumo acumulada por tantos meses de aislamiento-, hace prever una temporada medianamente buena para el sector comercial, que es la principal fuente de recursos y empleo para nuestro distrito. Además de los muchos puntos comerciales distribuidos en los distintos barrios, contamos con uno de los Centros Comerciales a Cielo Abierto más importantes de la Provincia de Buenos Aires.

Este 29 de septiembre, las fiestas de nuestro patrono, San Miguel Arcángel, alcanza una nueva significación para todos. Luego de estos 17 meses -que sin duda han sido los peores que nos ha tocado vivir-, vemos con esperanza la salida, principalmente desde lo sanitario, pero también desde lo económico y social, ya que la pérdida de empleo y proyectos truncados tuvo su correlato en salud y calidad de vida.

Sigamos trabajando juntos, con la convicción de que unidos, con fe y esfuerzo, vamos a poder salir adelante.