Mientras vemos a la dirigencia política nacional cada vez más desconectada de la realidad que transita la sociedad productiva y, mientras el centro de la escena pública lo ocupa la discusión sobre posturas, cargos y tantas otras cosas intrascendentes, nosotros, las pymes, seguimos trabajando y apostando a un futuro mejor.

Rondas de negocios, capacitaciones en nuevas tecnologías y formas de venta, atención al cliente, herramientas para ensamblar la venta digital con la presencial, logrando de esta manera optimizar las posibilidades de nuestros centros comerciales, son solo algunas de las acciones impulsadas y llevadas adelante por la Cámara, algunas de ellas en forma conjunta con la Municipalidad y con el apoyo de CAME Y FEBA.

La progresiva apertura de las distintas actividades sociales y comerciales, augura una lenta recuperación de la actividad económica, no obstante, la situación económica del sector al que pertenecemos y al que la Cámara representa, continúa muy comprometido. La altísima carga impositiva; la merma en la actividad provocada tanto por las restricciones sanitarias, como por la monumental caída del poder adquisitivo del salario; y la alta inflación; mantiene a gran parte del comercio pyme por debajo del nivel de rentabilidad. Sin posibilidad de achicar gastos laborales, (doble indemnización y prohibición de despido), con ajustes de servicios, alquileres, etcétera; sabemos que la salida no va a ser ni fácil ni rápida.

Con las autoridades locales estamos coordinando distintas actividades tendientes a mejorar las posibilidades de la industria y el comercio local, capacitaciones, eventos, promociones y rondas de negocio se encuadran dentro de las mismas. Al gobierno nacional y provincial continuamos reclamando líneas de crédito a tasa 0 para cubrir los pasivos generados por los ya 17 meses de cuarentena y restricciones, como así también la necesidad urgente de una reforma impositiva y laboral que tenga en cuenta la particular dinámica y realidad de las pymes.

MENOS IMPUESTOS = MÁS PYMES = MÁS TRABAJO.

Esta es la consigna que estamos impulsando a nivel nacional, junto a entidades pymes de todo el país. Esperamos que el poder político entienda cuanto antes que, sólo recuperando la cultura del trabajo y los sueños de superación y futuro, será posible retomar el camino de crecimiento y bienestar para todos.

Mientras tanto, sigamos trabajando, haciendo lo que sabemos, capacitándonos para incorporar las nuevas herramientas que la tecnología trajo a cada una de nuestras actividades y, fundamentalmente, UNIDOS, con el optimismo y la fe en el éxito que son la característica más valiosa que tenemos las pymes.