Mientras extremamos los protocolos para evitar los contagios y la propagación de esta pandemia que ha afectado nuestras vidas en todos los aspectos, seguimos gestionando medidas de excepción para preservar a miles de pymes que se encuentran al borde de la quiebra debido a las restricciones sanitarias, y tratando de evitar así la pérdida de trabajo de cientos de miles de argentinos. Porque estamos convencidos de que nuestro sector, con el apoyo necesario -una vez pasada esta situación y levantadas las medidas sanitarias destinadas a combatir la misma (que tanto han perjudicado a las micro, pequeñas y medianas empresas)-, es el único que puede generar rápidamente la recuperación económica y el empleo, es que seguimos trabajando intensamente, tanto en la propuesta de medidas como en la generación de herramientas para ayudar a mejorar las posibilidades de nuestras empresas. En ese sentido, junto al Gobierno Municipal, y con el acompañamiento de CAME Y FEBA, organizamos la segunda ronda de negocios de San Miguel, en esta ocasión -dadas las circunstancias que estamos viviendo-, de forma virtual. En la misma, empresas de distintos rubros podrán, en un mismo ámbito, ofrecer sus productos y, a la vez, contactar posibles proveedores, tal como ampliamos en la nota sobre esto. También estamos terminando de armar un ciclo de capacitaciones destinado a emprendedores y comerciantes con el fin de acercar soluciones e ideas para optimizar las posibilidades de enfrentar con éxito la actual situación.

No obstante, seguimos sosteniendo la imperiosa necesidad de que nuestros gobernantes convoquen a los distintos sectores que componen el entramado político, laboral, productivo y social, a una mesa de diálogo con el objetivo de diseñar un proyecto de desarrollo sostenido y posible para nuestro país. Pedimos que, a través del consenso, se generen las reformas necesarias para romper este ciclo de permanente frustración que nos permitan salir de una vez y para siempre de esta continua caída, haciendo posible retomar el camino de crecimiento y bienestar que en algún momento supimos transitar y que, indudablemente, merecemos.

Raúl Lima – Presidente Cámara Comercio de San Miguel